Trabajos verticales en tu edificio

Se denominan trabajos verticales a todas aquellas tareas relacionadas con el mantenimiento, reformas o reparaciones en lugares donde no es factible instalar andamios tradicionales.

Sin embargo, ya no es un sistema que exclusivo de los espacios con difícil acceso que no permite trabajar mediante andamiaje, sino que se ha extendido a todo tipo de obras que se realicen alejadas de la superficie o en alturas considerables.

 La rehabilitación de fachadas es uno de los trabajos típicos para que los especialistas realicen labores de limpieza y remodelación. Pero también en cubiertas de todo tipo de edificios urbanos, naves industriales, obra pública como túneles o puentes, monumentos, estatuas o instalaciones varias con dificultades de acceso. También realizan las ITE (inspecciones técnicas de edificios).

Esta actividad es consecuencia de las modernas técnicas de rehabilitación de edificios que permiten prescindir del costoso andamiaje y esto hace que se pueda abaratar el coste de la reforma. Según las empresas del sector, muy ligadas a la construcción pero no como única actividad relacionada, se trabaja de manera más rápida y más económica sin abandonar en ningún momento el importante rasgo de seguridad que debe acompañar a este tipo de obras.

Estos profesionales añaden ventajas como la de evitar daños para los propietarios y usuarios de las instalaciones, como para los transeúntes si es una obra exterior. Los operarios que trabajan en estas empresas, perfectamente homologadas por el organismo competente del Ministerio de Industria, tienen una formación especial tanto en el tratamiento de las labores que realizan como en el uso y mantenimiento de los equipos con los que trabajan, que son la base de los trabajos verticales.

Realizan presupuestos con este sistema de pintura de fachadas, patios o cubiertas. Pero también protegen los edificios a través de la rehabilitación, sustituyendo canalones, bajantes de aguas, antenas. Las impermeabilizaciones también entran en sus cometidos, realizando sellados, control de humedades y de las humedades a través de los tejados.

Las cúpulas y chimeneas, así como limpieza de silos, cuevas o bodegas, control de taludes y desprendimientos, obras como puentes y túneles son objeto de trabajo para estos profesionales que tienen un sistema sofisticado pero a la vez seguro y eficaz.

En muchos casos se ocupan de instalación de grandes vallas publicitarias, montaje y desmontaje de grandes escenarios, carteles y los llamados sistemas antipalomas. Sin olvidar que la limpieza de cristales de edificios forma parte de la lista de los principales trabajos de estos tipos, como la rehabilitacion de fachadas u otros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *