Un buen fotógrafo en Barcelona

Durante nuestras vidas, hay muchos eventos que necesitan ser inmortalizados para, luego, al cabo de los años, poder sentarnos tranquilamente ante nuestros ordenadores o álbumes de fotos y contemplarlos mientras nos acordamos de esos grandes momentos. Cuando necesitamos organizar un buen evento es esencial recurrir a los profesionales, desde una boda a cualquier celebración, los eventos en Barcelona pueden llegar a ser espectaculares, pero para ello hay que ponerse en las mejores manos de todas. Tanto en manos de los mejores profesionales como en manos del mejor catering. Así mismo es muy importante buscar el lugar adecuado para celebrar el evento. En materia de lugares, hay algunos de ensueño que se pueden alquilar, como masías, chalets, restaurantes, etcéteras. Elige con cuidado y con detalle para que hasta el último detalle sea perfecto y todo salga ideal.

En muchos casos, recurrimos al principal fotógrafo de nuestra ciudad, a alguien recomendado por algún amigo o, sencillamente, buscamos por Internet a alguien que nos presente un porfolio digno de admiración. Buscaremos opiniones en la misma red y, si son positivas, probablemente nos pondremos en contacto con él o ella.

Soy de Barcelona, con lo cual lo más lógico era que buscara a alguien que se encargara de mis fotos y que también fuera de Barcelona: por una cuestión de práctica, básicamente. En estos últimos cinco años de mi vida, ha habido tantos cambios que muchos de ellos han sido dignos de recordar. Así pues, busqué y encontré al mejor fotografo Barcelona y con un currículo digno de admirar.

La información en un sitio web

fotografo MadridEn su página web, pudimos admirar (mi futuro marido y yo) un porfolio inmejorable y con una gran variedad de servicios a realizar. El hecho de ser un fotógrafo multidisciplinario creó que ya te da una pista sobre la calidad del trabajo que va a realizar, porque sabes que encontrarás a alguien que es todo un profesional en su campo. Así pues, nos pusimos en contacto con él vía email y obtuvimos una respuesta muy rápida por su parte.

Nos casábamos, y nuestra idea era realizar un reportaje pre-boda: queríamos que alguna de las fotos fuera parte del recuerdo que daríamos a nuestros invitados durante la boda. No hubo ningún problema, pactamos el precio para los dos eventos (el pre-boda y la boda) y quedamos con él en Las Ramblas. El resultado fue magnífico y las fotos de una calidad excelente. Durante la boda, supo captar los momentos más especiales y, en general, quedamos muy satisfechos con su trabajo.

Pasó año y medio, y en mi barriga empezó a crecer una vida. Estaba decidido: quería un reportaje completo hacia el final del embarazo. Dicho y hecho. Esta vez en su estudio. Vestuario: un peto tejano de embarazada y una camiseta blanca. Mi marido, vestido del mismo modo (sin peto, claro). Según nos dijo, con este tipo de ropa, los rostros quedan mucho más resaltados. Y así fue: la belleza de esas fotos es tal, que inspiran ternura tan solo posando tus ojos en ellas. Justo lo que esperaba de las fotos de una embarazada.

Y ahora que el bebé había nacido, ya sólo quedaba algo por hacer: un reportaje exclusivo en su sexto mes de vida. No hubo bautizo pero sí reportaje. Y una vez más, no nos defraudó.

Lo que está claro es que es y será mi fotógrafo para todos los eventos que estén por venir. Y contar con alguien en quien confiar la intimidad de los momentos más importantes de tu vida, es algo que no se paga tan solo con dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *