4 claves de diseño gráfico para que una empresa tenga éxito

diseño grafico para empresas

En el éxito de una empresa intervienen muchísimos factores. Tu plan de negocio, la calidad de tu producto y tu servicio, los profesionales que te rodean… y también la forma de comunicarte. El cómo te perciben.

Es en este punto en el que interviene el diseño gráfico. Y es vital para el éxito de tu negocio. Estas son algunas de las claves que utilizamos en VACreativos para que el diseño gráfico de una empresa sea exitoso.

1 – El mensaje visual es el conjunto

Cuando oyes “mensaje” piensas en palabras. El diseño gráfico lo que hace es enriquecer el mensaje convirtiéndolo en comunicación visual. Ya no es sólo lo que dices, sino los colores, imágenes y composición en los que se incluyen esas palabras.

Y ese mensaje debe considerarse siempre como un todo.

El conjunto de esta web de empresa que hace webs, solo invita a que no te hagan la web

El conjunto de esta web de empresa que hace webs, solo invita a que no te hagan la web

2 – Cuidado con los colores

La elección de los colores, tanto en la imagen corporativa general, como en carteles, flyers, web o anuncios en particular, es vital. Cada color inspira diferentes sensaciones y emociones, y jugar con ellas añade un componente subconsciente a ese mensaje que envías.

Si quieres que acepten a Jesús, deberías buscar colores que no fueran infernales

Si quieres que acepten a Jesús, deberías buscar colores que no fueran infernales

3 – La buena tipografía te ayuda, la mala te mata

El tipo de letra que utilices es vital tanto para la correcta visualización del mensaje, como para lo que ese mensaje quiere transmitir de fondo.

Por un lado, es importante utilizar tipografías sin serifa, es decir, de palo limpio, tipo Helvética o Arial, porque son mucho más fáciles de leer:

serif-sansserif

 

Por otro lado, hay tipografías que deberían estar prohibidas. Cualquier mensaje impreso en tipografías estilo Comic Sans pierde automáticamente su credibilidad:

comic sans

4 – Menos es más

La clave definitiva es esta frase con aires de tópico. Sobrecargar de colores, imágenes y palabras, no te ayudará a transmitir más mensajes. Al contrario: impedirá que el mensaje principal llegue con claridad.

Por lo tanto, no seas excéntrico con los colores: busca lo armonioso.

No cargues con mensajes largos: textos cortos y directos.

No pongas imágenes por poner: que la maquetación las integre dentro del conjunto, en su justa medida.

 

Sirva como ejemplo esta maravillosa pieza de BMW, que dice mucho, pero mucho, con muy poco:

anuncio ejemplar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *