Una página de abogados en Cerdanyola como ejemplo de efectividad web

A la hora de plantear cualquier tipo de negocio o actividad profesional remunerada, hoy en día es fundamental una adecuada presencia en internet. En eso no hay discusión.

abogados cerdanyola

Pero esa presencia debe cuidarse con esmero. No es que “no baste” con una web chapucera, sino que una mala elección en cuanto al diseño puede ser perjudicial. Parece increíble, pero existen webs “anticlientes”. Y hoy, navegando por ahí buscando sobre temas legales (que todos tenemos en algún momento de nuestras vidas) encontré una web tremendamente atractiva de un bufete de abogados en Cerdanyola. Aparte de haberme apuntado su nombre para cuando los necesite, he pensado en hacer un pequeño análisis de su diseño y estructura web, del que pienso muchas empresas podrían beneficiarse.

 

Analizando el diseño

 

Para mí, uno de los aspectos más importantes es la primera impresión. El internauta es por defecto impaciente, inconstante. No quiere demoras, y no quiere enredos, sabe lo que busca. Por tanto, hay que darle un fogonazo en cuanto visite nuestra web. Ha de ser una mainpage que cargue rápido, y que impacte al usuario para bien. Este ejemplo me parece de libro, porque la web de este despacho de abogados carga bien, y sobretodo es clara, intuitiva, diáfana. Y tiene una imagen central acertadísima.

Cuando uno busca un abogado, normalmente es porque está metido en alguna especie de problema, o situación incómoda. Y en estos casos, el potencial cliente necesita sentirse seguro, y no se siente así, está preocupado y quisiera sacarse de encima el problema. Encontrar a un experto que pueda llevar las riendas de la situación. En estas condiciones, el impacto psicológico para el usuario cuando entra en la web y lo primero que ve es un corredor pasándole el testigo al relevo, es brutal:

abogados cerdanyola

Es una forma muy sutil de generar confianza, y le da rango a la página, porque es una imagen cuidadosamente seleccionada. No se obtendría el mismo ejemplo con la típica imagen “photoshopeada” y prototípica de abogados, gente elegante dándose la mano, o con maletines, etc.

 

Con el signo de los tiempos

 

Otro acierto de la web: anteponer los valores. A nadie se le escapa lo torcidas que están las cosas hoy en día. En general hay mal ambiente en todo el país y se respira cierto aire de desencanto con la Justicia. En el claro menú superior, la primera opción para navegar está dedicada a informar al usuario de cuáles son sus valores. Y allí, el usuario se encuentra con 5 sencillos puntos sobre su forma de trabajar, un decálogo ético o de “buenas prácticas” de una autoridad, y un divertido y brillante texto sobre el secreto profesional.

abogados cerdanyola

En resumen, en apenas un vistazo y un minutito de lectura, esta web ha transmitido:

 

1)   Que puedes dejar el testigo en sus manos y ellos te acaban la carrera.

2)   Que tienen principios éticos (la mera mención de lo cual implica que el mundo alrededor carece de ellos, convirtiéndose en un excelente valor añadido).

3)   Que son absolutamente discretos

 

Podríamos entrar en el acierto de que la web incluya un directorio útil de links a organismos y publicaciones oficiales, o una sección con recortes de prensa acerca de casos en los que han intervenido. Pero con tan solo los tres aspectos arriba nombrados, ya es suficiente para impactar al usuario y, al menos, conseguir que guarden la página en “favoritos”, o apuntarla en algún sitio. Y esto es importante porque no solo interesa a quien necesite los servicios de un abogado en Cerdanyola, sino a quien busque abogados en Ripollet, Granollers, Sant Cugat, o incluso Barcelona… un problema legal es algo lo suficientemente serio como para que un usuario se desplace unos pocos kilómetros a cambio de un buen servicio.

 

¿Qué podemos aprender de este ejemplo si nuestra empresa no tiene nada que ver con la abogacía? Pues dos buenos consejos:

 

1)   Haz una web ágil de carga, fácil de navegar, de buen gusto, y con algún elemento que pueda atrapar a tu perfil de cliente potencial.

2)   Ofrece un valor añadido a lo que haces: competencia hay mucha, y solo destacas si te diferencias en algún aspecto.

 

¿Hacemos la prueba?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *