Construir a lo alto

Los andamios son utilizados para llevar a cabo construcciones de edificios o puentes. Existen muchos tipos de andamios, aunque todos tienen la misma función, ser estructuras provisionales.

Estructuras que son del todo útiles a la hora de la rehabilitacion fachadas. Llevar a cabo la rehabilitación de las fachadas es una necesidad, no sólo por estética del edificio, sobre todo por seguridad, la seguridad que necesita cualquier inmueble.

Lo que se debe tener bien claro, es que antes de acometer una rehabilitación de un edificio o cualquier obra de cierta envergadura, es necesario contar con los servicios de un perito en construccion, para que realice el estudio técnico así como la evaluación del impacto de la misma.

Así mismo es importante recalcar, que con la normativa actual es necesario realizar la inspección técnica de edificios para asegurar que los edificios antiguos son seguros, la estructura, la cimentación, fachadas, medianeras, cubiertas, azoteas, red de saneamiento, etcétera. Todo ello para velar por la integridad de las personas que los habitan.

Por ley los edificios tienen que cumplir unos requisitos mínimos de seguridad y la rehabilitación de fachadas está dentro de eso requisitos.

No sólo el uso por el hombre, también los factores meteorológicos influyen en el deterioro de las fachadas que con el paso del tiempo vamos viendo como cada vez están más dañadas. No rehabilitarlas incidiría en el peligro de producirse un desprendimiento.

Andamios tubulares los más utilizados

Andamios tubulares Si echamos la vista hacia atrás nos sorprendería ver cómo lejos de los perfeccionados andamios tubulares, antes se hacían de madera. Y más aún nos siguen sorprendiendo los andamios de bambú que utiliza el pueblo oriental.

Pero veamos un poco más de cerca cuáles son algunas ventajas de los andamios tubulares.

Los andamios tubulares son sencillos de montar, pueden ser montados perfectamente por un grupo de tres personas. Además suelen ser más económicos que los colgados o los motorizados.

En general son los más utilizados cuando se trata de edificios. La razón está en que este tipo de andamios se adaptan perfectamente a cualquier estructura lo que permite el acceso a los espacios más difíciles.

Estas características y las que le hacen ser altamente seguros para los trabajadores son los responsables de que este tipo de andamio sean los más utilizados.

Obligaciones que cumplir para montar un andamio tubular

Andamios tubulares Sin embargo también poseen algunas limitaciones y es que aunque son perfectamente configurables, es recomendable a cierta altura optar por otro modelo de andamio.

Los andamios tubulares, al igual que el resto deben estar homologados y certificados por el fabricante, aún más debe existir una evaluación con el fin de determinar su seguridad en su uso. Sin olvidar la seguridad del perímetro que rodea la obra en la que estamos.

En cada venta se proveerá al cliente de las instrucciones pertinentes para su montaje. Pero además debe incluir un informe de un profesional que garantice la estabilidad del mismo ante situaciones atmosféricas adversas como puede ser viento, lluvias o nieve.

Las personas que suban a este tipo de andamios tienen que estar provistos de un sistema de seguridad, consistente en arneses y cinturones anticaídas, es necesario que en el informe técnico del andamio se estipule los puntos de anclaje.

Estos andamios son habitualmente de metal o combinación de metal y madera, en concreto el andamio tubular está destinado a sustentar una estructura de metal, o plataforma de metal.

 

0 Responses
  1. alquiler andamios madrid agosto 14, 2015 / 8:03 am

    Totalmente de acuerdo con tu articulo, cabe añadir que últimamente es recomendable tener a mano los planes de montaje y desmontaje a mano. Puede que algún inspector los requiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *