Para una destrucción de documentos profesional y segura

Los derechos de todos y cada uno de los consumidores ha propiciado que las leyes fallen en favor de los mismos. Por ello, hace ya unos años apareció la nueva ley de protección de datos que obligaba a las empresas a guardar cierto criterio a la hora de almacenar la información de sus propios clientes. Además, el código penal era muy claro a la hora de tratar la destrucción de documentos de la propia empresa, cosa que no ha pasado desapercibida para las grandes empresas que ya han visto como las autoridades aplicaban severas penas a aquellos que no seguían los procedimientos legales.

Tanto documentos sensibles de clientes, como corporativos, han de ser destruidos con seguridad

destruccion documentos

Obviamente, y como decíamos, esto favorece en todo momento al consumidor, que no sufre con la impotencia que venía siendo habitual, la venta de datos entre unas empresas y otras para acabar siendo acosado por comercios que nunca habían tenido existencia en su ámbito de consumo.

Por supuesto, no sólo se trata de la documentación relacionada con los clientes, además, puede tratarse de todos esos documentos corporativos que pierden validez con el paso del tiempo y que deben ser destruidos lo antes posible y de la forma más segura que podamos encontrar. Por eso, la destrucción de documentos empresariales se ha colocado en la cola de procesos realmente importantes en la vida legal de una empresa y, como no, en la de tareas esenciales que deben llevarse a cabo.

Además, y teniendo en cuenta que se trata bien de los derechos de los consumidores bien de la intimidad de la propia empresa, en todo caso debe llevarse a cabo una destrucción segura de documentos de forma que no haya opciones a incidir en vacíos legales que puedan llegar a dar más de un quebradero de cabeza. Por supuesto, a nivel corporativo se suele prestar mucha atención a este tipo de cuestiones y, sobre todo, a aquellas que permiten una respuesta lo más rápida posible para evitar cualquier riesgo de incumplimiento con la ley.

“Tirar” la información a la basura es un riesgo innecesario: destrúyala

destruccion documentos

Sin duda, estas prácticas pasan desapercibidas para la gran mayoría de las empresas, las cuales tienen el erróneo comportamiento de arrojar esa información directamente a sus contenedores de desechos con la intención de eliminar todo rastro físico de la misma en la propia empresa. Comportamiento muy equivocado si tenemos en cuenta que esa información nunca quedará completamente destruida de esta forma.

Es por esta razón que en estos casos, siempre debe contarse con algún tipo de servicio que se encargue de la destruccion de documentos de una forma segura y con total garantía. De hecho, existen algunas empresas dedicadas a este tipo de oferta que se encargan de todo el proceso y finalmente entregan un certificado de destrucción que bien puede valer como demostración de dicho procedimiento a la hora de aplicar la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *