EL ORO COMO INVERSIÓN SEGURA

El oro ha estado presente en nuestra economía desde hace muchos miles de años. Se dice que nuestros antepasados ya comerciaban y realizaban joyas con este metal pesado precioso desde hace más de 4.000 años antes de Cristo. Y por alguna que otra razón de peso se sigue utilizando hoy en día de una manera muy activa. La primera de las razones es porque, a medio y largo plazo, el oro siempre tiene una tendencia al alza. De hecho, en los últimos 12 años ha multiplicado por cinco veces su valor, siendo uno de los activos que más ha subido en todo el mundo.

Además, y por si fuera poco, la demanda de oro no para de aumentar a cada año, que se dispara en torno a un 5 y un 12% cada año respecto al año anterior, que se dice pronto. La mayor parte de la demanda viene del sector de la joyería (como era de esperar) y de la industria, alcanzando un total de un 70% de la demanda mundial de este material. En las joyerías, para elaborar joyas y trabajos con pedrería; en la industria se utiliza sobre todo para circuitos de ordenadores y placas base, conexiones de HDMI, terminales, sistemas de computerización y robots, sistemas semiconductores… ya que el oro es un óptimo conductor para estas funciones y sobre todo por su rentabilidad: con tan solo una onza de oro, ésta puede ser estirada y estirada hasta alcanzar un hilo o cable que llega a los 80 kilómetros de longitud; y con la ínfima cantidad de 1 gr. podemos alisarlo, estirarlo y aplanarlo hasta conseguir una lámina finísima de hasta 1 metro cuadrado.

Todo esto convierte al oro en un valor refugio. ¿Qué significa esto? Pues bien, un valor refugio son aquellos recursos en los que se invierten los grandes capitales (a veces no tan grandes), sobre todo en épocas de alto riesgo financiero a fin de conseguir una cierta rentabilidad a medio y largo plazo minimizando los riesgos. Es cierto que no se consigue duplicar tu fortuna, pero en momentos de inestabilidad sirve para conseguir algunos beneficios, o por lo menos para mantener tu capital seguro a los mismo niveles. También se les puede llamar valores defensivos, porque invirtiendo en estos valores refugio estás defendiendo tu capital en contra de la volatilidad de otros valores. Otros valores refugio que casi siempre cotizan al alza y mantienen sus niveles son el sector alimenticio o las eléctricas. Un motivo de peso para invertir en oro, es que este producto es más estable que cualquiera de las divisas del mundo, por lo tanto también es una protección en contra de la inflación y la deflación de las monedas. Además, hay una relación muy grande entre el valor del oro y los tipos de interés: cuando los tipos bajan, el oro sube. Por lo tanto si estás pensando en vender tu oro, ahora es un buen momento para hacerlo ya que estos días el Banco Central Europeo (BCE) ha bajado los tipos de interés al 0%. Aunque también has de tener cuidado dónde vendes tu oro para no llevarte desilusiones. Nosotros te recomendamos que te pases por la web de The Gold House , es totalmente fiable y pagan el oro al precio que lo anuncian. Tendrás la oportunidad de consultar los precios y si no quieres vender… también puedes comprar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *