¿Por qué los españoles trabajamos más y producimos menos?

 Los españoles trabajamos más horas que el resto de europeos pero somos menos productivos, ¿por qué?, ¿es un mito o es realidad? Si es real, ¿cómo hemos llegado a esta situación?

Según un estudio llevado a cabo por Proudfoot Consulting, la tasa general de productividad generada en nuestro país se sitúa hoy en día en un 61%, un punto superior a la del año pasado pero al mismo nivel que países como Sudáfrica y por encima de otros como Francia, Austria o Hungría. Sin embargo, otras zonas como es el caso de Alemania o Estados Unidos cuentan con una tasa del 64% y Reino Unido junto a Australia alcanzan el 63%. Todo ello es sorprende porque su jornada laboral es notablemente inferior a la española.

¿Por qué ocurre? Porque la productividad y el tiempo no siempre van de la mano. Hay empleados que pierden muchas horas de su jornada consultando su ordenador, que hacen descansos eternos o que buscan todo tipo de distracciones para no trabajar, y en eso, los españoles somos especialistas. Integrar en nuestra empresa un

registro de jornada laboral nos ayudará a detectar patrones, identificar cómo se comportan las personas que forman cada equipo y eso nos permitirá mejorar el cómo funciona nuestra compañía.

 registro de jornada laboralImagen: pixabay

 ¿Existen motivos para que seamos menos productivos?

Entre las causas que explican este fenómeno se encuentra una escasa planificación, baja calidad de la gestión, escasez en cuanto a la supervisión de los trabajos que se desempeñan o falta de eficacia en la comunicación interna de la propia empresa.

A esto se suma un bajo compromiso por parte de los trabajadores que muchas veces están insatisfechos, mano de obra poco cualificada o sistemas tecnológicos e informáticos obsoletos.

En España los sectores que muestran una mayor productividad son aquellos más desarrollados en estos campos como pueden ser la automoción o la telecomunicación que aprovechan mejor su tiempo, convirtiéndolo en productivo.

Estos están seguidos de cerca por el turismo, la ingeniería y las industrias primarias con un 65%. Las industrias de química, farmacia, papel, textil, la banca, el servicio sanitario o las manufacturas por su parte se encuentran por debajo del 60%. Las cifras más bajas las aportan el sector de bebidas y alimentos.

Esto no solo supone un grave problema para el prestigio y la calidad de la mano de obra del país sino también para nuestra economía que se ve perjudicada negativamente. Por no hablar de las dificultades para conciliar vida laboral y familiar. Entre las soluciones disponibles, está la implementación desde los equipos de Recursos Humanos de programas de motivación y organización interna, un mayor control, una selección del personal más exhaustiva…

España debe avanzar en muchos aspectos y este es uno de ellos. Será un camino largo pero con el esfuerzo de todos puede ser completado.

Muchas empresas consideran que para solventar este problema debemos apostar por unos horarios muy flexibles en los que los trabajadores tengan mayor libertad para gestionar su tiempo y verse más motivados. ¿Tú qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *