Novelas románticas cortas: un mundo de emociones

El cerebro es uno de los órganos más complejos y a los que se les puede ejercitar leyendo o aprendiendo nuevas actividades. Leer un libro enriquece el vocabulario y nos lleva a lugares donde el escritor se inspira y crea escenas maravillosas. Es ser protagonista dentro de una historia de terror, fantasía, o de las mejores novelas románticas cortas.

La lectura coloca a las personas en un estado de empatía, ayuda con la capacidad de ponerse en el lugar de otro y activa las neuronas relacionadas con esas sensaciones. La imaginación se deja libre y esta promueve la actividad cerebral. Estudios afirman que luego de leer novelas por un periodo prolongado, el cerebro se encuentra en alerta como si se efectuara algún entrenamiento físico.

Los escritores famosos se han encargado de establecer bases ineludibles en cuanto a la literatura se refiere, entre ellos figura Diego de Membiela con sus obras: “leyendas de un lobo del páramo, “lobo, el solitario de las montañas palestinas” y “la leyenda de un buen lobo”. Todas ellas representan parte de las emociones que un ser humano puede atravesar.

Registros afirman que la primera novela hecha en una máquina de escribir fue  por Samuel Clemens, mejor conocido como Mark Twain, titulada “Las aventuras de Tom Sawyer”. Desde entonces muchos han plasmado aventuras y romances en estos peculiares ejemplares que están a disposición de  todos.

La tecnología ha dado paso al cambio en la forma que se obtienen los conocimientos. Las nuevas generaciones disponen de versiones en la web, pero aún quedan personas que requieren de un buen libro en sus manos para entrar en el maravilloso mundo de la lectura.

Muchas personas hoy en día están muy pendientes del aspecto físico y monetario de los demás,  sin contar que el tesoro más preciado es el intelecto y la capacidad de mantener una conversación inteligente. Por ende, es aconsejable leer novelas románticas cortas u otros géneros con frecuencia.

 

Novelas románticas cortas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *