Ahorrar salud y dinero

Respirar aire puro, tanto en casa como en la calle, es un reto cada vez más complicado de conseguir. La contaminación atmosférica, es decir, la presencia de sustancias nocivas en el aire, es una realidad cada vez más incipiente en todo el globo. Y no tenemos que buscar el culpable muy lejos, la actuación del ser humano, nuestra actuación, es la principal causa de dicho fenómeno que pone en serio riesgo la salud de la humanidad.

 

La emisión de gases tóxicos a la atmósfera, es una acción incesante que agrava más la situación día a día. La actividad industrial, el volumen de tráfico que recorre las carreteras y colapsa las principales ciudades de todo país, causantes de la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas), son el origen de esta plaga tan nociva.

 

Además cabe recordar, que de esta enfermedad no se escapa ni estando en el interior de un edificio. Las partículas dañinas penetran sin contemplaciones por ventanas, puertas y otros conductos, hacia el corazón de todo inmueble. Y este hecho es especialmente dramático si se tiene en cuenta que, en entornos urbanos, pasamos aproximadamente más del 85% del tiempo en espacios cerrados. Por lo tanto, estamos continuamente expuestos a la polución y a todos sus efectos.

 

Y este no es el único reto al que debemos hacer frente para mejorar la calidad ambiental. Controlar la calidad del agua y su correcto saneamiento (haciendo frente así a posibles casos de legionella, por ejemplo) o mejorar la eficiencia energética (tanto en consumo, como en emisiones de CO2) son otras herramientas clave para lograrlo.

 

En AmbiSalud, empresa especializada en consultoría en áreas de calidad ambiental y eficiencia energética, conocen todas las implicaciones de la contaminación y saben cómo hacerle frente. Contando con 3 pilares básicos de actuación (aire, agua y energía), es la solución que buscaba para lograr que su edificio sea saludable, confortable y eficiente.

 

Eficiente. Porque desde luego se puede conseguir ahorrar mucho dinero si se controla el consumo de energía del inmueble (un edificio medio, gasta entre 20 y 30 euros anuales por metro cuadrado). Gracias a la Consultoría de Ahorro Energético, se puede optimizar dicho consumo y alcanzar un ahorro de entre el 5% y el 30% a partir de realizar una auditoría energética y diseñar un plan de medida y monitorización de consumo.

 

En definitiva, confiando en AmbiSalud, se pueden lograr grandes avances económicos y de salud. Sin duda: ¡Una solución total!


ahorrar salud y dinero

 

Alex Sainz de Vicuña

 

Una buena auditoria en Madrid

A pesar de la situación económica que atraviesa el país, las auditorías en Madrid siguen encabezando la lista de los negocios que aún se mantienen a flote. Iberaudit Kreston es una de ellas. Para llegar a lo más alto como empresa consultora, es imprescindible tener ciertos servicios vigentes porque son los más demandados hoy en día.

 

¿Qué es una auditoría?

auditoriaLas auditorías son empresas que se encargan de controlar y encabezar actividades de ciertos sectores de otra empresa. Por ejemplo, cuando una empresa no tiene tiempo para encargarse de todas las cuestiones de su empresa, lo que hace es delegar y externalizar ciertos departamentos de menor importancia para poder enfocar toda su energía en los ámbitos imprescindibles para su negocio. Las auditorías son las empresas que toman el control de dichos departamentos.

 

¿Qué servicios presta una auditoría?

auditoria madridLas auditorías pueden ofrecer servicios varios dependiendo de lo que la empresa estime oportuna y necesite. Normalmente, los servicios suelen abarcar todo tipo de actuaciones dentro del ámbito fiscal. Esto entraña una actualización obligada y diaria con respecto a las normativas españolas, pues éstas varían sin previo aviso.

Las asesorías fiscales, normalmente, suelen facilitarle el trabajo a las empresas que contratan, sobre todo en estos sectores tan complicados como es el de las finanzas y la economía empresarial. Entre los servicios de una asesoría, está el control de las cuentas, redacción de informes, control y gestión de declaraciones fiscales, actualización de normas fiscales junto con las actuaciones pertinentes para abordar dichas normas según cada caso, etc.

Las asesorías también pueden adoptar el papel de consultorías, por lo que sus servicios variarían y se centrarían en otro sector diferente: asesoramiento de gestión, administración corporativa, recursos humanos, consultoría financiera global, asesoramiento laboral, seguridad social, asesoramiento con respecto a expedientes de regulaciones de empleo, consultoría dentro del sector público, como por ejemplo asesoramiento contable y laboral, certificaciones de subvenciones, asesoramiento financiero y técnico, etc.

La prevención del blanqueo de capitales está implícita en toda auditoría y consultoría que se precie.

Los valores de toda consultoría y auditoría suelen tener puntos comunes como, por ejemplo, la personalización, la centralización de servicios y la diversificación de personal según cada tarea asignada. Mantenerse actualizado es otra de las premisas más importantes para las consultorías y auditorías, pues la legislación vigente puede estar obsoleta mañana y sustituida por otras normas.

Para contratar a una buena auditoría hay que tener claro qué departamentos o servicios queremos externalizar para así poder centrarnos en lo que importa, delegando en una empresa capacitada ciertas tareas que nos quitan tiempo para ocuparnos de cuestiones que no pueden delegarse en terceros.