Educación

Aumenta la demanda federal sobre el manejo de casos de agresión sexual en Berkeley

Más de 30 estudiantes actuales y anteriores presentaron quejas federales contra la Universidad de California en Berkeley el miércoles, alegando que la universidad violó la ley federal al realizar una investigación inadecuada o ignorar por completo sus agresiones sexuales.

El manejo de la agresión sexual por parte de Berkeley ha sido objeto de escrutinio en los últimos meses: en agosto, el estado aprobó una auditoría de las políticas universitarias y varios campus de EE. leyes iniciado por estudiantes que sobrevivieron a un asalto. Alegan que las escuelas violaron la Ley Clery, que exige que los colegios y universidades divulguen información sobre los delitos que ocurren en los campus o cerca de ellos, así como el Título IX, otra ley federal de equidad de género que prohíbe el acoso sexual en las escuelas.

“En Berkeley, muchas personas son sobrevivientes [of sexual assault]», Dijo Sofie Karasek, junior en Berkeley y principal demandante en la presentación. «Lo que he notado es que si no eres un sobreviviente para cuando te gradúes, al menos algunos de tus amigos lo serán. Tengo suficiente. «

En enero, el presidente Barack Obama estableció un grupo de trabajo federal para combatir la agresión sexual en los campus universitarios, luego de un nuevo informe del Consejo de Mujeres y Niñas de la Casa Blanca que encontró que casi 1 de cada cinco mujeres universitarias son agredidas sexualmente antes de graduarse.

En mayo, nueve estudiantes de Berkeley presentaron una denuncia federal contra la escuela. La nueva denuncia, que incluye a las nueve mujeres originales, ha crecido para incluir a 31 estudiantes que dicen que el Departamento de Educación de EE. UU. no ha hecho nada al respecto en los últimos nueve meses. “El gobierno federal no vino a investigar y no ha respondido a mis correos electrónicos desde septiembre”, dice Karasek.

El Departamento de Educación de EE. UU. se negó a comentar sobre el estado de la queja original de Berkeley.

Karasek dijo que fue atacada en su cama durante un viaje fuera del campus con un grupo universitario en febrero de 2012. Su ataque, dice, fue un líder en ese grupo, y ella era estudiante de primer año. Un mes después de haber sido atacada, otra mujer del grupo le dijo a Karasek que también había sido atacada por el mismo hombre. Otro líder de grupo, que también fue sobreviviente de una agresión sexual, fue al Centro de Recursos para la Igualdad de Género de la universidad en nombre de Karasek, pero no se tomó ninguna medida.

En abril de 2012, dos meses después de su agresión, Karasek y otros tres estudiantes de Berkeley denunciaron que todos habían sido agredidos por la universidad por la misma agresión sexual. Se les dijo que tenían que presentar declaraciones por escrito. Después de que tres de ellos hicieran eso, dice Karasek, no supo nada más de la universidad.

“Me dejaron completamente a oscuras durante meses hasta que me enteré por un amigo [the alleged assailant] dos días antes de graduarse, en diciembre de 2012, Karasek dice que recibió dos correos electrónicos de la universidad diciéndole que su caso estaba resuelto. Un administrador respondió que su presunto asalto fue encontrado responsable de conducta sexual inapropiada y que fue castigada con libertad condicional y asesoramiento antes de graduarse.

Berkeley se negó a comentar sobre casos específicos, citando la ley federal de privacidad. “Diría que nuestros corazones están con [sexual assault victims]. Entendemos que estas son experiencias verdaderamente traumáticas, y queremos trabajar con los estudiantes para hacer mejores políticas «.

Claire Holmes, vicerrectora asociada de asuntos públicos de la universidad. «Obviamente, no hay suficiente que podamos hacer».

Después de que otra estudiante de Berkeley le dijo a la policía del campus que fue agredida sexualmente por un estudiante de Berkeley en su dormitorio este fin de semana, el canciller Nicholas Dirks envió un correo electrónico a todo el campus diciendo que la escuela había planeado un nuevo acoso para un investigador, un abogado sobreviviente y un abogado de contratación. oficial de recursos para sobrevivientes. El correo electrónico se envió antes de que se presentara la denuncia federal más reciente.

“Creo que tenemos un objetivo común para un campus que no sea agredido sexualmente, discreto o ignorado”, dijo Dirks.

La denuncia narrativa incluye las supuestas agresiones a muchos de los denunciantes, algunos de los cuales no están identificados. Los demandantes nominados incluyen a Diva Kass, quien se graduó de Berkeley en 2009. Kass dice que fue violada dos veces por otro estudiante en una casa de fraternidad en abril de 2009. Kass dice que no denunció inmediatamente la violación a la policía. porque le tenía miedo a su presunto agresor, dice que fue violada por tercera vez en un autobús a fines del mismo mes, y por sus hermanos fraternos, dice, quienes la acosaron. Poco después de la tercera supuesta violación, una hermana le dijo a Kass con tristeza que el mismo atacante también la había violado el semestre anterior, lo que llevó a Kass a informar a los funcionarios de la universidad.

Se llevó a cabo una audiencia de comportamiento estudiantil cuatro meses después de que Kass denunciara la violación, pero ella dijo que no se le permitió traer un abogado ni presentar un testigo, y que el panel de la universidad no aceptaría una declaración escrita por la otra presunta víctima, según el informe. queja. . Un panel de la universidad encontró al presunto agresor de Kass no culpable.

La agresión sexual está «irónicamente en marcha, un lugar de fiebre en nuestras universidades» en todo Estados Unidos, dijo la senadora estatal de California Hannah-Beth Jackson. «Esta cultura trivial se trata de una violación que ignora a la víctima y la protege».

Jackson, junto con el senador estatal Kevin De León, presentó una legislación destinada a crear estándares mínimos para las políticas de agresión sexual en todas las universidades y colegios de California, públicos y privados. Otro proyecto de ley pendiente de California exigiría que las universidades informen de inmediato los delitos violentos a la policía o al departamento del alguacil correspondiente, a menos que esté expresamente en contra de los deseos de la víctima.

Por ahora, Karasek espera que la nueva denuncia provoque una acción rápida por parte del Departamento de Educación de EE. UU. El Departamento afirma que está «evaluando las alegaciones de la denuncia para determinar su idoneidad para una investigación de derechos civiles».

Editorial TNH

Editorial de Tiempo de negocios. Revista que ofrece las últimas noticias, análisis en profundidad e ideas sobre temas internacionales, tecnología, negocios, cultura y política. Además de su presencia en línea y para móviles a través de la web para llevar actualidad de alta calidad a nuestros lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba