Educación

¿Quieres un país rico y feliz? Comienzo Joven.

María Estela Ortiz, especialista en educación chilena, trabajó por primera vez con Michelle Bachelet a fines de la década de 1980, cuando Bachelet era una médica que trataba a niños cuyos padres habían sido torturados o «desaparecidos» por un régimen de Pinochet. Hoy, Bachelet es la presidenta de Chile, y desde que asumió el cargo en marzo de 2006, Ortiz ha estado ayudando a liderar uno de los proyectos definidos de su administración: brindar acceso gratuito a programas de salud y educación a todos los menores de 4 años de Chile. ahora, como parte del esfuerzo, Chile está construyendo nuevas escuelas preescolares a un ritmo asombroso de 2,5 por día, aumentando el total del país de 781 a 4.300. Ha hecho una contribución significativa a la cobertura de salud y los programas de nutrición para niños. Ortiz, quien encabeza el Consejo Nacional de Educación Inicial de Chile, dice que esta es una inversión vital en el futuro del país, que es crucial durante la crisis económica actual, cuando más padres se ven obligados a trabajar y tienen menos dinero para la escuela.

Chile es un ejemplo extremadamente dramático de una tendencia creciente en América Latina y más allá: a medida que los países enfrentan la recesión económica y reconsideran el gasto, cada vez más se están moviendo para enfrentar la recesión económica en Chile. asesorando a una coalición de economistas, científicos y expertos que argumentan que la mejor manera de fortalecer la sociedad y aumentar el desarrollo es mejorar la salud, la educación y otros servicios de sus ciudadanos más jóvenes.

Probablemente el portavoz más notable de la tendencia sea Shakira, la cantante pop colombiana que también es la fundadora de un grupo también conocido como ALAS. Esta coalición (cuyo nombre proviene de un acrónimo de «América Latina en Acción Solidaria», pero que también significa «alas» en español) ha reunido a empresarios, artistas y celebridades latinos como Jennifer Lopez y Gabriel García Márquez para ayudar a erradicar la pobreza en el . Hemisferio Occidental asegurando que todos los niños menores de 6 años tengan acceso a atención médica, educación y nutrición adecuadas. El año pasado, ALAS persuadió al multimillonario mexicano Carlos Slim y a Howard Buffett (hijo del filántropo de Warren Buffett) para que comprometieran $ 185 millones para los primeros programas relacionados en América Latina, y el grupo organizó grandes conciertos en toda la región para crear conciencia.

ALAS también ha tratado de influir en la política trabajando con el economista de desarrollo Jeffrey Sachs y su Instituto de la Tierra en la Universidad de Columbia para persuadir a los gobiernos latinoamericanos de que aumenten su financiación para programas en una región de alrededor del 60 por ciento de todos los niños que aún viven en la pobreza. “Este no es el momento para que los gobiernos hagan recortes”, dice Joanna Rubinstein, directora de desarrollo estratégico del Earth Institute. “Ningún país puede poner en peligro a toda una generación a causa de la crisis económica”.

Los jueces tienen mucha investigación académica para apoyarlos. En octubre de 2007, el Banco Interamericano de Desarrollo convocó a un panel de economistas optimizados y les preguntó, si tuvieran $10 mil millones para resolver los problemas más apremiantes de América Latina, ¿cómo lo harían? El grupo, utilizando un análisis de costo-beneficio, encontró que el uso más efectivo del efectivo era invertir en programas tales como guarderías, preescolar, crianza de los hijos e higiene, así como servicios de salud para la primera infancia. Mientras tanto, James Heckman, economista ganador del Premio Nobel de la Universidad de Chicago, descubrió que introducir la educación preescolar en niños desfavorecidos a través de puntajes de información y puntajes de información da como resultado un retorno anual de al menos el 10 por ciento para la sociedad. , lo que lleva a una mejora en la sociedad. rendimiento escolar y perspectivas de empleo en años posteriores, así como una disminución en las tasas de delincuencia y embarazo adolescente.

Una nueva investigación también muestra lo peligroso que es descuidar dichos programas. El trabajo con Jack Shonkoff de Harvard, por ejemplo, descubrió que el acceso de los niños pobres a una buena atención médica, nutrición y educación durante sus primeros tres años aumenta la probabilidad de enfermedades, dificultades de aprendizaje y pobreza. Tales hallazgos se basan en parte en estudios que muestran que los humanos desarrollan el 80 por ciento de sus cerebros en los primeros tres años de vida, lo que hace que la nutrición adecuada y la estimulación mental sean cruciales durante este período. Miguel Hoffmann, psiquiatra bonaerense con especial énfasis en desarrollo infantil temprano, dice que “todos los datos muestran que la atención a la primera infancia y una educación de calidad son adecuadas. [ensure that] aprendemos más rápido y podemos hacer frente a los desafíos de la vida mejor emocionalmente «.

Para suplir estos bienes, Colombia anunció en abril una nueva política nacional que garantiza el derecho a una educación de calidad para todos los niños menores de 5 años; Como parte del plan, Bogotá apunta a construir 60 nuevos centros de educación temprana el próximo año e inscribir a 400.000 niños en programas gubernamentales. Pero Chile es el país más entusiasta. En octubre de 2006, el gobierno de Bachelet lanzó una campaña pionera llamada «Chile Crece Contigo», que reúne los servicios de guardería, preescolar, consejería familiar y salud apoyados por el Estado para todos los chilenos que participan en un sistema de salud pública del país (alrededor de 70 por ciento de la población). El programa está dirigido a niños desde la generación hasta los 4 años de edad y es gratuito para el 40 por ciento más pobre de la población. También proporciona subsidios para ayudar a las familias pobres a criar a sus hijos en el futuro.

“Chile ha sido increíble en su capacidad para crear y actuar sobre un consenso nacional”, dice Andrea Rolla, directora de A Good Start, un programa conjunto de educación temprana de la Escuela de Educación de Graduados de la Universidad de Harvard y la Fundación Chilena para Oportunidades Educativas. Ahora que la infraestructura está lista, los funcionarios chilenos dicen que el próximo desafío es aumentar la matrícula y la calidad. Pero el interés en los preescolares locales ya ha aumentado significativamente. Ortiz incluso atribuye al programa un aumento en los nacimientos en la primera mitad de este año, lo que lo convierte en la tasa de natalidad más alta en una década. “Las mujeres chilenas ven las protecciones sociales y están motivadas para tener hijos”, dice. Si tiene razón, es una poderosa señal de la fe de Chile en la nueva campaña, y una expresión de esperanza que actualmente no es visible en muchas otras partes del mundo.

Editorial TNH

Editorial de Tiempo de negocios. Revista que ofrece las últimas noticias, análisis en profundidad e ideas sobre temas internacionales, tecnología, negocios, cultura y política. Además de su presencia en línea y para móviles a través de la web para llevar actualidad de alta calidad a nuestros lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba