General

Cuba llama a Biden a facilitar algunas restricciones ‘paso limitado en la dirección correcta’

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba saludó y criticó parcialmente la decisión del presidente Joe Biden de flexibilizar ciertas restricciones contra la nación isleña, señalando que seguirá realizando amplios esfuerzos para mantener la presión contra el gobierno comunista de La Habana.

“Los anuncios no modifican en nada el bloqueo”, dijo la Cancillería cubana en un comunicado compartido este lunes, “ni las principales medidas de cerco económico adoptadas por Trump, como las listas de entidades sujetas a medidas coercitivas adicionales. , y no pone fin a las prohibiciones de viaje estadounidenses».

“No restablece la inclusión arbitraria y fraudulenta de Cuba en la lista del Departamento de Estado de países presuntos patrocinadores del terrorismo”, continuó el comunicado, “una de las principales causas de las dificultades de Cuba en sus transacciones comerciales y financieras en muchos partes del mundo. «

«Sin embargo, es un paso limitado en la dirección correcta», dijo el comunicado.

Hablando con los periodistas el lunes, un alto funcionario de la administración de Biden dijo que la Casa Blanca estaba implementando un nuevo paquete de medidas que incluyen la reanudación del procesamiento de visas de inmigración, la expansión de los viajes autorizados para fines familiares y educativos, la restauración de viajes educativos de una persona a persona bajo liderazgo general. . licencia, mayor apoyo a los empresarios cubanos y flexibilización de las estrictas restricciones al flujo de pagos.

El funcionario subrayó, sin embargo, que se mantendrían otras amplias restricciones en línea con el embargo de seis años contra Cuba, así como sanciones específicas impuestas a individuos e instituciones desde que Biden asumió el cargo.

Cuando se le preguntó sobre las medidas que se desviaron de la estrategia dura seguida por el expresidente Donald Trump hacia un enfoque más comprometido del expresidente Barack Obama, en el que Biden era un presidente de interés, el alto funcionario de la administración dijo que los pasos estaban encaminados. mejorar el apoyo humanitario y potenciar los lazos entre Estados Unidos y Cuba de acuerdo con los intereses de Washington.

“Estos son pasos… que tienen como objetivo ayudar a aliviar el sufrimiento humanitario causado por la emigración fuera de Cuba y también para promover nuestro interés en apoyar al pueblo cubano y asegurar que los cubanoamericanos y los estadounidenses en general sean también los mejores embajadores. la política de Estados Unidos”, dijo el funcionario.

Y aunque la administración Biden rechazó el enfoque de «máxima presión» en otras áreas de política exterior como Irán, el funcionario dijo que la agenda actual tiene la intención de mantener la presión contra La Habana.

«Las medidas complementan un esfuerzo activo desde julio del año pasado para aumentar la presión sobre los abusos de los derechos humanos en Cuba y para encontrar formas de brindar un apoyo humanitario más directo», dijo el oficial del consejo.

«Y nuevamente», dijo el funcionario, «la dirección del presidente es encontrar formas de hacer que el régimen rinda cuentas y apoye al pueblo cubano y esa es la base de esta política».

USA, embajada, en La Habana, Cuba, mayo, 2022

Estados Unidos ha mantenido amplias sanciones contra Cuba desde poco después de la revolución que llevó al poder al líder de Fidel Castro en 1959, violando un gobierno respaldado por Estados Unidos. Estas restricciones se extendieron de vez en cuando a lo largo de los años hasta que Obama introdujo un colapso en los lazos congelados durante mucho tiempo, preparando el escenario para la apertura mutua de embajadas y mejores oportunidades para interacciones educativas, turísticas y culturales.

El vicepresidente Biden respaldó entonces las medidas en su momento y su esposa, ahora la primera esposa de Jill Biden, visitó Cuba incluso semanas antes de las elecciones de 2016 que finalmente darían la victoria a Trump y volverían a las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Trump revirtió gran parte de la detención de Obama con una serie de restricciones y señaló con el dedo al gobierno cubano en medio de una serie de informes de incidentes de salud que afectaron al personal de la embajada de Estados Unidos en La Habana.

Al desafiar a Trump en la campaña electoral de septiembre de 2020, Biden dijo que «intentaría revertir las políticas fallidas de Trump que dañaron a Cuba y sus familias». Sin embargo, se ha avanzado poco en este sentido y, en julio del año pasado, una serie de raras protestas en Cuba en respuesta a las dificultades económicas provocaron que la pandemia de COVID-19 adoptara un enfoque aún más duro en Biden.

El mes pasado, un alto funcionario cubano dijo que los funcionarios estadounidenses y cubanos «no tenían discusiones formales serias sobre ningún tema».

Menos de dos semanas después, funcionarios estadounidenses y cubanos anunciaron sus primeras conversaciones sobre temas migratorios en cuatro años.

A pesar de este progreso inicial, aumentan las especulaciones sobre si EE. UU. invitaría a Cuba y Nicaragua y otra Venezuela liderada por Venezuela a la Cumbre Estadounidense del próximo mes en Los Ángeles. México y varias naciones del Caribe amenazaron con boicotear el evento si no se incluían todos los países del Hemisferio Occidental.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo a los periodistas el lunes que no tenía ninguna oferta para actualizar la lista de invitados, mientras que un alto funcionario de la administración Biden dijo en la llamada del lunes que el anuncio sobre la política cubana estaba «absolutamente completo». invitación. .

“Deberíamos centrarnos en abordar muchos de los desafíos compartidos en la región y no arruinar la cumbre sobre quién muestra y quién no”, dijo entonces el funcionario.

El comunicado de la Cancillería cubana reafirmó este lunes “la voluntad de la nación de entablar un diálogo respetuoso, en pie de igualdad con el Gobierno de Estados Unidos, con base en la Carta de la ONU, sin injerencia en los asuntos internos y con pleno respeto a la independencia y la soberanía”. . «

La administración Biden también estuvo bajo presión interna sobre Cuba, especialmente por parte de los republicanos y una comunidad cubanoamericana fuertemente influenciada que se opone al gobierno del Partido Comunista de Cuba.

Comunicado conjunto emitido por los senadores republicanos Marco Rubio, Rick Scott, Jim Risch, Bill Cassidy y Ted Cruz, acompañados de los diputados republicanos Mario Díaz-Balart, Michael McCaul, Mark Green, María Elvira Salazar y Carlos Giménez Biden. detenido. Régimen de asesinatos».

Y dentro del propio partido de Biden, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez, de Nueva Jersey, dijo que existe el peligro de que se envíe el mensaje equivocado a las personas equivocadas, en el momento equivocado y por las razones equivocadas.

Sin embargo, otros como el representante de Massachusetts, Jim McGovern, dieron la bienvenida a la medida.

“Alentado por los pasos en la dirección correcta de la administración Biden en Cuba”, tuiteó McGovern. «Tomará mucho tiempo revertir la estrategia fallida de Trump y revertir muchos años de políticas obsoletas de la guerra fría. Aplaudo este movimiento hacia una estrategia diplomática y de compromiso más inteligente».

Editorial TNH

Editorial de Tiempo de negocios. Revista que ofrece las últimas noticias, análisis en profundidad e ideas sobre temas internacionales, tecnología, negocios, cultura y política. Además de su presencia en línea y para móviles a través de la web para llevar actualidad de alta calidad a nuestros lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba