La necesidad de crear tu tienda online

Parece que empieza a ser imprescindible, si pretendes tener algo de visibilidad en el mundo web, que ofrezcas tus servicios en las red, porque otros lo estarán haciendo y la competencia es feroz. Tanto si ya tienes un negocio propio como si aspiras a crear tu propia página web y hacer negocio con ellas, debes tener ciertos conocimientos tanto de diseño de páginas web, algo de programación y por supuesto saber cómo funciona el SEO. Existen multitud de aplicaciones con la que crear tu propia tienda online, con plantillas para hacer una tienda gadgets, una tienda se servicios, de artículos eróticos, etcétera, de lo que necesites, pero lo ideal es que te formes un poco antes de aventurarte en la creación de tu propia página web para evitar cometer errores.

A pelear en internet

Negocios en internet La competitividad es más agresiva en Internet que fuera de él, porque todo está a un click y le presuponemos al cliente poco tiempo. Por eso, si tienes algo que no ofrecen los demás, tienes más posibilidades de que te coloques por delante. De modo que un blog, donde se interacciona y se es más cerca al público, te da proximidad.

Puedes no tenerlo, pero ya hay quien hace uso de él. También puedes tener activas un perfil en redes sociales. Puedes no tenerlas, pero ya hay quien hace uso de ellas y de forma muy efectiva. Puedes no crear tu tienda online y que tu espacio físico tenga mayor importancia en tu negocio, pero ya hay quien combina ambos y sale ganando.

La importancia de la tienda online

Negocios en internet Depende del proyecto que te traigas entre mano, la creación de una tienda online puede ser imprescindible o no. En el caso de que estés dudando, piénsalo un momento: puede que haya alguien en la otra punta del país que esté muy interesado por lo que puedes ofrecerle, pero está lejos y no tiene manera de acercarse a tu tienda.

Entonces no nos queda otra, si pensamos en ofrecer no un buen trato al cliente, sino el mejor. La tienda online empieza a ser imprescindible, porque es cada vez más común hacer tus compras por Internet.

Le hemos perdido el miedo a las tarjetas de crédito, a las contraseñas en la red, a comprar algo sin haberlo visto antes. Una vez superado ese prejuicio, empieza la ley del más rápido.

A un click pueden estar en tu tienda o en la de otra persona, mientras que en un espacio físico no hay tanta inmediatez. Si lo que ofreces es interesante pero no le das la opción al cliente de adquirirlo al momento, aunque tengas mayor calidad, quedarás fuera de combate. Internet es un juego y las reglas ya están puestas, nos toca adaptarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.