¿Deberías invertir en la formación de tus empleados?

Esta es una pregunta que muchos empresarios se hacen, sobre todo cuando el índice de rotación de personal es alto y puede parecer que se está tirando el dinero. Sin embargo, el aumento de la retención de empleados es precisamente uno de los beneficios que a menudo se producen como resultado de invertir en un programa de formación como los de Codesa.

Pero no es la única ventaja, de hecho. A continuación, te mostramos los beneficios que puedes obtener si te decides a invertir en la formación de los empleados que trabajan en tu empresa:

formacion-empleados

  1. Mejorará la productividad y la motivación de los trabajadores:

La formación es la mejor inversión que se puede hacer para mostrar a los empleados que son una parte valiosa de nuestra empresa. Ellos apreciarán la oportunidad de aprender nuevas habilidades, y su moral será más alta. Está comprobado que aquellas empresas donde los empleados reciben una formación obtienen un mayor rendimiento, ya que la formación acaba teniendo repercusiones en la motivación y la lealtad de los trabajadores. Es una forma de decirles que son parte del futuro de la empresa, lo cual eleva su compromiso con esta y, por tanto, su deseo de que todo funcione como debe. Además, la satisfacción del personal se relaciona directamente con la satisfacción del cliente y, por consiguiente, tiene un impacto en las ventas.

  1. Un personal bien entrenado necesitan menos supervisión:

Si el personal está bien formado, no será necesario dedicar un tiempo excesivo en enseñarles sus funciones y en supervisar que cumplen bien correctamente con su trabajo. A través de la formación de empleados, los esfuerzos que se dedicaban a supervisar a los trabajadores pueden gastarse en otras tareas. Un empleado con un buen nivel de formación será más autosuficiente y proactivo.

  1. Mejorará la eficiencia de la empresa:

Los cursos de formación pueden ser diseñados en base a las habilidades necesarias para cada puesto de trabajo en particular. Unos empleados altamente capacitados y expertos en sus funciones conseguirán una mayor efectividad dentro de la empresa. Mejorará la productividad diaria y conseguiremos resultados positivos en menos tiempo que si nuestros empleados no tienen formación específica.

  1. Estarás un paso por delante de la competencia:

La formación es vital para la competitividad a largo plazo. Las nuevas oportunidades que surgen en el mercado no será un problema para unos empleados que tienen conocimientos específicos sobre su trabajo. Gracias a la formación, estarán preparados para hacer frente a nuevas técnicas y procedimientos cuando sea necesario, lo que permitirá a la empresa encontrarse en un lugar privilegiado con respecto a otras de la competencia que no hayan apostado por la formación de sus trabajadores.

  1. No hay que olvidar a los directivos:

Los gerentes bien capacitados tendrán la seguridad necesaria para dirigir con eficacia y comunicar aquellas ideas y objetivos que sean mejores para la compañía. Un equipo de gestión con la formación adecuada puede hacer frente de forma mucho más eficiente a los retos de un mercado competitivo (especialmente en el clima económico actual).

Helena Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.