Los propietarios de un negocio de venta retail se enfrentan cada día a la gran competencia que les ofrecen otras empresas. No pueden permitirse fallos si lo que quieren es conseguir buenos resultados, tanto a la hora de vender como a la de fidelizar y conseguir nuevos clientes.comercializacion retail

Y es que estos clientes pueden llegar a ser muy exigentes con un mal servicio o con una estrategia de negocio mal aplicada, ya que no basta simplemente con ubicar nuestro producto en un punto de venta específico, sino que existen numerosas estrategias que se pueden aplicar para conseguir impulsar las ventas.

La mejor y más sencilla manera de hacerlo es, sin duda, confiar en la experiencia de profesionales como los de Big Ben Interactive, que se encargan de crear exitosos proyectos de comercialización en el canal de distribución retail europeo. Sin embargo, mientras nos decidimos a hacerlo, queremos enumerar varios principios básicos que debemos cumplir si estamos llevando un negocio de venta retail:

  1. El cliente es lo más importante:

Este es el principio más elemental de todo negocio y es que debemos dominar en primer lugar. Los clientes deben ser el centro de cualquier negocio y todo lo que se haga debe ser con la idea de mejorar nuestra relación con ellos y la impresión que tienen de nosotros, porque finalmente van a ser ellos quienes ayuden a hacer crecer nuestro negocio.

  1. Prestar atención a los detalles:

Este es otro de los principios más importantes y donde radica uno de los mayores desafíos. Debemos tener todo controlado e intentar acertar en todo, aunque sean los detalles más pequeños, ya que al final será lo que marque la diferencia con otros negocios. Será normal cometer errores, pero debemos aprender de ellos para no volver a cometerlos e ir mejorando nuestra empresa cada vez más.

  1. Producto, precio, distribución y promoción:

Estas cuatro palabras son la base de un negocio de venta retail. Si atendemos a las cuatro, seremos capaces de ganarnos la fidelidad de nuestros clientes y mejorar enormemente nuestro negocio. Debemos fijarnos en que el producto vaya a satisfacer las necesidades de los clientes, así como fijar un precio adecuado a lo que ofrecemos; además, tendremos que colocarlo en un lugar correcto (ya sea en tienda física, catálogo o e-commerce) para que los clientes lo compren. Por último, y una vez hayamos cumplido con los tres pasos anteriores, tendremos que encargarnos de promocionarlo, de darlo a conocer para asegurarnos de que nuestros clientes sepan lo que ofrecemos.

  1. Ubicación:

Este es el principio final y al que debemos prestar toda la atención, ya que es sabido que es uno de los factores más importantes para el éxito de una tienda física.Tenemos que tener en cuenta quienes serán nuestros potenciales clientes, y la ubicación en la que será más fácil que nos encuentren. La ubicación va a determinar toda estrategia que tengamos en mente, y debe estar en concordancia con los productos o servicios que queremos vender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *