Consideraciones de mercadotécnica online

El marketing digital se ha convertido en la mejor opción para hacer promoción y publicidad a la variedad de servicios y productos que ofrece el mercado. El uso de Internet ha influido de manera significativa en este sistema, puesto que las personas navegan para buscar todo lo que requieren, o al menos tener referencia si después se dirige a la tienda física. Por lo tanto, incursionar con portales web, redes sociales, correos electrónicos, etcétera, es vital para un negocio exitoso.

El marketing digital también se conoce como mercadotecnia en línea/ online. Significa entonces tener presencia en la web, a través de contenidos, aplicaciones, con posicionamiento web (SEO), publicidad programática, relaciones públicas y más. Las estadísticas reflejan que esta estrategia de mercado ha incrementado las ventas, por lo que los dueños de comercios buscan penetrar en este sistema y aumentar el tráfico en sus sitios.

Lo antes expuesto indica, que las técnicas que se aplican para vender en Internet se denomina: “mercadotecnia” y es una parte del comercio electrónico. Ahora bien, no es una tarea sencilla, se requiere de años de experiencia para hacer llegar la información de lo que se ofrece al público. Por esta razón, lo más recomendable es contratar servicios de marketing digital con profesionales que hagan valer la inversión asociada.

Esta rama del comercio electrónico, tuvo sus inicios en la década de los 90; sin embargo, su crecimiento fue súbito y positivo, a tal punto que la competencia de este medio es retadora, avasallante e incesante para quienes trabajan en ello. De ahí, que definir el target, lograr un buen posicionamiento web, tener calidad de servicio, atención, opciones de compra, envíos y una página de fácil acceso, es crucial para no desaparecer en el tiempo en este tipo de mercado estratégico.

Consideraciones de mercadotécnica online

Qué es mercadotecnia en línea

La teoría indica que la mercadotecnia se trabaja en función de cuatro ejes: el flujo, el cual aumenta si el usuario se siente satisfecho de la experiencia en el portal web determinado. La funcionalidad, asociado a contenidos e información de interés sin generar mayores contratiempos que inciten a descartar la página.

El feedback o retroalimentación también es fundamental, es decir, que el dueño interactúe con el cliente y sepa el grado de afinidad que tuvo con su negocio virtual; de este modo corregir las fallas y evitar pérdidas por desconocimiento. Por último, la fidelidaddel usuario, lo que lo hará un comprador constante; para esto, es importante la comunicación con el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *