Ventajas de la iluminacion LED en tu hogar

Se habla mucho a menudo en los medios de comunicación de los grandes avances que han supuesto las tecnologías de la información y la comunicación, y razones no faltan para ello. Sin embargo, no tan a menudo se menciona el gran avance de las luces LED, que a su manera también han sido una gran revolución silenciosa que ha acabado por estar presente en multitud de ámbitos de nuestra vida cotidiana, gracias a la gran cantidad de ventajas que supone su utilización frente a otras fuentes de iluminación tradicionales.

En viveled.com se pueden encontrar algunas aplicaciones cotidianas de este tipo de iluminación, que podemos aplicar en nuestra vida real, gracias a multitud de lámparas de distinto tipo, las cuales podemos encontrar en diferentes formatos: tiras LED, tubos LED, paneles, iluminación interior y exterior, etc.

El principal motivo por el que te podríamos recomendar que te pases desde este mismo momento a la iluminación LED es para ahorrar mucho dinero en consumo eléctrico. Gracias su funcionamiento, la tecnología del Light Emitting Diode (de donde vienen las siglas LED) consume mucha menos energía y por tanto te permite ahorrar en la factura cada mes.

Además, hoy por hoy el efecto de iluminación que consiguen los focos LED son tan potentes o más aún que los que consiguen las bombillas incandescentes de toda la vida. Lo dicho, muchas ventajas acumuladas, y no son las únicas que te podrás encontrar.

Por ejemplo, la iluminación por luces LED es mucho menos contaminante que la producida con luz tradicional, ya que no contiene mercurio ni tungsteno. Por otro lado se consigue reducir las emisiones de dióxido de carbono hasta en un 80%. Por si fuera poco, estas fuentes de iluminación son mucho más duraderas. De hecho duran hasta 45.000 horas de uso, lo cual equivale de forma aproximada a más de 15 años de uso, si las utilizamos más o menos unas 8 horas al día. Y además el mantenimiento que tenemos que hacer de las mismas será mínimo.

Las luces LED además no generan calor, por lo que no te quemarás si las utilizas. El 80% de la energía que consume este tipo de iluminación se transforma en luz, mientras que en el caso de las bombillas incandescentes este porcentaje es justo el inverso. Es decir, que se produce más calor que luz.

Así mismo gracias a las luces LED podemos reproducir con increíble fidelidad una gran cantidad de colores, con los que poder ambientar nuestra casa del modo que más nos guste. Podremos ajustar el ambiente con distintos tipos de iluminación (más fría o más cálida, en función del que queramos), y con una fidelidad cromática del 80 por ciento, nada más y nada menos.

viveled.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.