Profesionales

Cómo negociar su salario (manteniendo la oferta)

Nunca ha habido un momento en la historia en el que un salario más alto no haya parecido una perspectiva atractiva. Pero con el aumento del costo de vida y el aumento de la inflación, es más importante que nunca asegurarse de obtener una compensación justa por su trabajo. Si es director, vicepresidente o ejecutivo, debe tener todas las habilidades y la experiencia necesarias para obtener una buena paga, pero muchas personas son tímidas para negociar y temen perder la oferta.

¿Suena familiar? Analicemos el arte de la negociación salarial.

Pon tu mente en orden.

Antes de entrar en las tácticas que debe aplicar para obtener un gran salario, es importante familiarizarse rápidamente con nuestra relación con el dinero. Muchos de nosotros crecemos en entornos donde lidiar con dinero es vergonzoso y estigmatizante, y esto nos afecta en el lugar de trabajo. Será más difícil obtener el salario más alto posible si ni siquiera está seguro de a qué número debe apuntar y tiene demasiado miedo de discutirlo con alguien.

Cuando alcanzamos un alto nivel en nuestras carreras, podemos sentirnos culpables por nuestro éxito o sospechar que realmente merecemos un salario más alto. Implícitamente, puede ser más cómodo conformarse con un número más bajo que la disponibilidad de ese salario alto que probablemente se merece.

Entonces, antes de aplicar los métodos de negociación salarial que se describen a continuación, tómese un momento para examinar su mente y cómo podría haber estado en su contra en el pasado. Si tienes un historial de timidez al hablar de dinero, practica hablar honestamente con tus amigos y familiares para cambiar tu actitud. Después de todo, el dinero no se trata solo de ego y estatus: puede comprar cosas muy tangibles y valiosas, desde atención médica hasta educación y una casa en un vecindario que lo hace feliz.

Resalta lo bien que te ves antes de la entrevista.

La organización que está entrevistando basará su valor inicial en su valor basado en su impresión inicial de usted. Esto comienza mucho antes de la negociación real; todo se reducirá a su primera llamada telefónica filtrada, su perfil de LinkedIn o su currículum.

En otras palabras, no enfoque su energía en encontrar las frases perfectas y hacer lo correcto durante la negociación misma. Si bien todo esto es útil, forma parte de un paquete de alto valor que debe presentar desde el principio.

Expresar entusiasmo primero.

Si le han ofrecido menos del número que le recordaron, no necesita mostrar decepción o vergüenza de inmediato. De hecho, lo mejor que puedes hacer es estar lo más agradecido y emocionado posible cuando recibes la oferta por primera vez, pero para ganar más tiempo.

Por ejemplo, podría decir que le gustaría discutir la oferta con su ser querido, familia o amigo. Asegúrese de darle a su respuesta final un marco de tiempo y apéguese a él, o puede perderlo.

Uso de correo electrónico.

Muchas personas escuchan la palabra «negociación» y aceptan que tienen que ser comerciantes intrépidos. No es de extrañar que tengan una perspectiva de negociación tan aterradora.

En realidad, está bien jugar según tus puntos fuertes. En lugar de tratar de actuar como el «tipo duro» en persona o durante una llamada, puede volver al correo electrónico y adoptar un enfoque más mesurado. A la mayoría de las personas les resulta mucho más fácil porque les da tiempo para expresar su valor y encontrar las palabras adecuadas. Como resultado, suele ser más efectivo que tratar de negociar en persona.

Conecte su valor a la negociación.

Una de las mejores cosas que puede hacer un solicitante de empleo es ser lo más específico posible sobre cómo puede ayudar a una empresa. Por ejemplo, en lugar de decir que desea ayudar a mejorar el departamento de ventas, podría decir que desea utilizar su experiencia con la tecnología de automatización de ventas para modernizar el departamento de la empresa. Asegúrese de elegir algo que la empresa realmente necesite y que no sea una ventaja imaginaria que haya sacado de la nada.

Aquí hay un hilo que debe presentar constantemente en su entrevista, y cuando llega el momento de negociar, es una gran oportunidad para reiterarlo. Una frase que sugerimos es algo así como: «No quiero que la compensación sea tal que estemos asociados entre nosotros (inserte una forma específica en la que ayudará)».

Disparando a las estrellas.

La negociación de salarios es más un arte que una ciencia exacta, por lo que habrá un elemento de tocar de oído y adaptar las acciones a sus circunstancias específicas. Sin embargo, algunas cosas valen para todos. Debe creer que es valioso y debe participar en la negociación dándose cuenta de sus fortalezas y vinculando su negociación con su valor.

Y recuerda: Te mereces un buen nivel de vida y te pagan de acuerdo a tu valor de mercado, así que no dejes de mostrarte.

Editorial TNH

Editorial de Tiempo de negocios. Revista que ofrece las últimas noticias, análisis en profundidad e ideas sobre temas internacionales, tecnología, negocios, cultura y política. Además de su presencia en línea y para móviles a través de la web para llevar actualidad de alta calidad a nuestros lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba