Profesionales

Tipos de datos y lo que significan para los consumidores

En los últimos años, la recopilación de datos digitales ha sido objeto de críticas por parte de los consumidores, ya que las cosas han ido mal y la información se utiliza para fines para los que no debería utilizarse. Sin embargo, los datos son el vínculo entre los consumidores y las empresas en el mundo en línea y, como tales, son una parte esencial de cómo funciona esa interacción. Entonces, ¿cómo pueden las empresas mejorar sus métodos de recopilación de datos y reconstruir la confianza de sus clientes?

No todos los datos compartidos son iguales. Hay cuatro tipos diferentes de intercambio de datos que incluyen recopilación y propósito, y uno que no comparte nada. Es este último el que podría proporcionar una nueva forma de avanzar en la búsqueda de interacciones más confiables y efectivas entre los consumidores y las marcas en línea.

Tercero

La mayoría de las personas están familiarizadas con los datos de terceros; aquí es donde las plataformas de marketing, como Adobe y Google, recopilan información sobre los hábitos web de las personas, lo que buscan y qué información se puede identificar a partir de sus entradas de búsqueda. Cada vez es más difícil proteger los datos de terceros desde la perspectiva del consumidor. Proporciona eficiencias comerciales al externalizar las funciones de análisis y datos, pero los consumidores tienen menos control sobre lo que sucede con su información cuando se envía a un tercero.

Segunda fiesta

Los datos de segunda parte son el reverso de los de tercera parte. En lugar de que una empresa envíe datos a terceros, los datos de terceros traen información de fuentes bien definidas, lo que la hace controlada y defendible en muchos casos. Por ejemplo, al buscar una cotización de seguro de hogar, un consumidor puede proporcionar información relevante como su nombre y dirección. Luego, la aseguradora puede usar esos datos de terceros para enriquecer su comprensión de los riesgos, como el riesgo de inundación en el área geográfica del consumidor, para crear una estimación más precisa.

Primera fiesta

Los datos de primera mano son información que un consumidor acepta compartir con una entidad en particular sobre sus interacciones con esa empresa o marca. Anteriormente, es posible que las personas no supieran que se recopilaba este tipo de información, pero con la legislación de privacidad moderna, las personas pueden optar por no participar en la mayoría de los casos. Cuando los datos son capturados por la primera parte, es la persona quien decide qué información quiere recopilar. Este es un punto importante a tener en cuenta cuando comparamos datos propios con datos de terceros.

Partido cero

Un individuo comparte datos de cero partes. De hecho, es la persona quien elige lo que quiere compartir o no compartir en ese momento. Un ejemplo de datos de parte cero es completar un formulario de comentarios. La desventaja de los datos de terceros es que sus usos disminuyen rápidamente y, a menudo, solo son relevantes ahora o poco después, porque la empresa no sabe qué sucedió después de compartir esa información. Se puede comparar con entrar a una tienda una y otra vez, reafirmando cada vez su propósito o intención en lugar de poder continuar con su experiencia de compra.

Sin partido

Los datos de terceros son la información sobre un usuario anónimo que no se comparte con nadie. Un ejemplo de datos de terceros son los datos de preferencia del consumidor almacenados en su teléfono. Esta información es valiosa porque permite una experiencia de cliente relevante cuando usa el teléfono, pero nunca se comparte. Los datos de una sola parte son el único tipo de datos que no fluyen a ninguna parte y cumplen con todas las leyes de privacidad, ya que la información no se envía a servidores de ningún tipo.

Después de pasar por estos diferentes métodos de recopilación de datos, creo que existe un nuevo enfoque potencial para optar por la exclusión de los consumidores, donde los mensajes relevantes se proporcionan utilizando datos de terceros. En este enfoque, la información sobre lo que es relevante e interesante para el consumidor se determina y sella por completo dentro de su navegador cuando visita un sitio web, al mismo tiempo que proporciona una forma fluida para que la marca comunique mensajes, ofertas y brinde información significativa y relevante en tiempo real. . tiempo. Para hacer esto de manera efectiva, las reglas de lo que se debe mostrar a un individuo y cuándo se deben considerar y realizar completamente en el navegador.

Esto podría cambiar drásticamente las suposiciones que tenemos hoy sobre cómo se entregan los mensajes cuando interactuamos con una marca en línea. En este nuevo mundo, los consumidores pueden tener experiencias de cliente relevantes y significativas sin compartir ningún dato con ninguna otra parte, ¡primero, segundo o tercero!

Hay muchos conceptos erróneos sobre la recopilación de datos y para qué las empresas los utilizan. Los datos son necesarios para brindar una experiencia que beneficie al consumidor; sin él, no hay forma de entregar mensajes relacionados con esa persona. Al hacer un uso más efectivo de los datos de terceros, las marcas pueden ofrecer una experiencia de consumo optimizada mientras mantienen su privacidad y confianza.

Editorial TNH

Editorial de Tiempo de negocios. Revista que ofrece las últimas noticias, análisis en profundidad e ideas sobre temas internacionales, tecnología, negocios, cultura y política. Además de su presencia en línea y para móviles a través de la web para llevar actualidad de alta calidad a nuestros lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba