Salud

‘El aceite de coco es puro veneno’, dice profesor de Harvard

El aceite de coco ha ganado y perdido su reputación como el llamado superalimento en los últimos años. Así es, según un profesor de Harvard etiquetado como «veneno puro».

Karin Michels, profesora del departamento de epidemiología de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, explicó recientemente durante una conferencia en la Universidad de Freiburg, Alemania, que, independientemente de los consejos brindados por gurús de la salud en línea no calificados y autoproclamados: quien consume coco. Hay muchos riesgos para la salud asociados con el petróleo.

Según una traducción de Business Insider Deutschland, en su conferencia «El aceite de coco y otros errores nutricionales», Michels explicó que la sustancia presenta un mayor riesgo para la salud del corazón que la manteca de cerdo porque está compuesta casi en su totalidad por ácidos grasos saturados. Se cree que estos bloquean nuestras arterias.

En general, las grasas cargadas de ácidos grasos son aquellas que son sólidas a temperatura ambiente. De acuerdo con la Asociación Estadounidense del Corazón, la persona promedio debe comer solo alrededor de 11 a 13 gramos de grasa saturada por día, o del 5 al 6 por ciento de sus calorías diarias totales.

Las grasas insaturadas, como las que se encuentran en el aceite de oliva, por otro lado, también deben consumirse con moderación, pero pueden mejorar el colesterol en la sangre.

Michels es la última persona en cuestionar los beneficios para la salud del aceite de coco. El año pasado, la American Heart Association actualizó su aviso científico, instando al público a evitar consumir aceite de coco si es posible.

Después de analizar más de 100 estudios que datan de la década de 1950, los investigadores concluyeron que las grasas saturadas aumentan el colesterol malo o LDL, como se le llama. Se descubrió que el aceite de coco eleva los niveles de LDL en siete ensayos controlados.

Relacionado: Los probióticos pueden causar confusión cerebral e hinchazón, sugiere un estudio

Pero el público parece estar confundido. Una encuesta de 2016 antes de las pautas revisadas de la American Heart Association mostró que el 72 por ciento del público en comparación con el 37 por ciento de los nutricionistas creen que el aceite de coco es «saludable».

La Dra. Marie-Pierre St-Onge del Instituto de Nutrición Humana de la Universidad de Columbia, en Nueva York, estuvo detrás de la investigación que demostró que el aceite de coco estimula el metabolismo y la pérdida de peso porque contiene un ingrediente llamado triglicéridos de cadena media en niveles más altos. que el más salado, habló el año pasado para dejar las cosas claras.

Ella le dijo a la Asociación Americana del Corazón que el aceite que usó en su experimento era 100 por ciento de cadena media, no los aceites de cadena media de 13 a 14 por ciento más comunes. Una persona necesitaría consumir 150 gramos, o 10 cucharadas, de aceite de coco por día para obtener los beneficios, anulando los efectos de la sustancia en exceso.

Explicó que una dieta saludable es «una cuestión de moderación».

«La gente no quiere enfrentarse a la realidad cuando se trata de su propia dieta, su propia salud», dijo. «Quieren creer en ilusiones… Pero pensar que puedes tener cantidades ilimitadas de una cosa en particular y todo desaparecerá según la realidad».

Helen Barrett, dietista calificada y vocera de la Asociación Dietética Británica, dijo que los pros y los contras de beber aceite de coco deben considerarse en el contexto de la dieta de un individuo en su conjunto.

«Si lo está tomando para promover la quema de grasa, es poco probable que suceda», dijo, y agregó que no es una grasa baja en calorías y que, en general, es costosa en comparación con productos similares.

“Si alguien tiene parientes cercanos con enfermedades cardiovasculares y están comiendo muchos otros alimentos que contienen grasas saturadas, los alentaría a reducir su consumo. [of coconut oil],» ella dijo.

Sin embargo, si una persona come muy poca grasa saturada, le encanta el aceite de coco y no quiere cambiarlo por una grasa más saludable, «el riesgo probablemente será menor», argumentó.

«Pero la gente debe ser consciente de los riesgos y de que el aceite de coco podría no ser bueno», dijo, y agregó: «No recomendaría a nadie que empiece a comer aceite de coco».

Editorial TNH

Editorial de Tiempo de negocios. Revista que ofrece las últimas noticias, análisis en profundidad e ideas sobre temas internacionales, tecnología, negocios, cultura y política. Además de su presencia en línea y para móviles a través de la web para llevar actualidad de alta calidad a nuestros lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba