Salud

La vacuna contra el VPH se recomienda con más frecuencia para las niñas, según un estudio

Un nuevo estudio ha demostrado que la brecha de género en quién se vacuna contra una infección de transmisión sexual común puede tener que ver con los proveedores de atención médica que tratan a sus pacientes de manera diferente según su sexo.

Es más probable que los padres vacunen a sus hijas contra el virus del papiloma humano que a sus hijos, y la diferencia puede deberse a lo que les digan sus proveedores de atención médica sobre la prevención del VPH. Según el estudio, alrededor del 20 por ciento de los padres encuestados no tenían planes de vacunar a sus hijos adolescentes contra el VPH debido a la «falta de recomendación del proveedor». Solo el 10 por ciento de los padres de las niñas reportaron una falta de información.

Los datos provinieron de una encuesta nacional de padres con adolescentes llamada Encuesta Nacional de Inmunización-Adolescente (NIS-Teen); Los resultados fueron presentados durante la reunión anual sobre el cáncer de la mujer de la Sociedad de Oncología Ginecológica.

A pesar de la brecha de género en las recomendaciones de los médicos, los padres de mujeres y hombres eran más propensos a informar que sus hijos no se vacunaron contra la CIV porque sentían que no era necesario, según los hallazgos.

«Está claro que los médicos deben dar un fuerte consejo a los padres de niños y niñas», dijo en un comunicado la investigadora, la Dra. Anna Beavis, oncóloga ginecóloga. «En general, la razón más común por la que los padres no vacunaron tanto a los niños como a las niñas fue la idea errónea de que la vacuna contra el VPH es innecesaria, según informaron el 20 por ciento de los padres de niñas y el 10 por ciento de los padres de niños».

Muchos padres informaron sobre la falta de información sobre la vacuna contra el VPH, incluidos los datos relacionados con su seguridad y eficacia. Aunque la brecha de género era más estrecha, era más probable que los padres de niñas adolescentes no vacunaran a sus hijos contra el VSD debido a preocupaciones sobre su seguridad y efectos secundarios, y porque el niño aún no era sexualmente activo.

Las infecciones por VPH se transmiten a través de la actividad sexual y, en algunos casos, duran años y, finalmente, provocan cáncer. Según el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU., alrededor del 5 por ciento de los cánceres en todo el mundo pueden estar relacionados con estos últimos casos, incluidos el cáncer de cuello uterino, el cáncer anal, el cáncer de garganta o boca y los cánceres de vagina, pene y vulva.

El instituto dijo que las pautas exigen que los niños y las niñas se vacunen a los 11 o 12 años, aunque la vacuna, que se administra en dos dosis con al menos seis meses de diferencia, se puede administrar a personas de hasta 26 años.

«Desafortunadamente, las tasas de vacunación contra el VPH en los Estados Unidos todavía están por debajo de las de otras naciones occidentales», dijo Beavis. «Los últimos datos de NIS-Teen de 2016 muestran que solo el 65 % de las niñas habían iniciado la vacunación contra el VPH en comparación con el 56 % de los niños».

Editorial TNH

Editorial de Tiempo de negocios. Revista que ofrece las últimas noticias, análisis en profundidad e ideas sobre temas internacionales, tecnología, negocios, cultura y política. Además de su presencia en línea y para móviles a través de la web para llevar actualidad de alta calidad a nuestros lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba