Tecnología

¿Cómo afecta el clima espacial a la Tierra?

Clima espacial es un término utilizado para describir las condiciones que se encuentran en la región espacial alrededor de la Tierra y más allá que pueden afectar a nuestro planeta de varias maneras.

El sol es la principal fuente de clima espacial, que puede manifestarse en una variedad de fenómenos, que incluyen erupciones solares, erupciones de masa coronal y tormentas geomagnéticas, entre muchos otros.

Si bien el campo magnético de la Tierra, o magnetosfera, nos protege en gran medida de las partículas cargadas emitidas por el sol, los fenómenos meteorológicos espaciales a veces pueden afectar a nuestro planeta, interrumpiendo la vida y la infraestructura tecnológica, en el espacio y en la Tierra.

Clima espacial que proviene del sol.

¿Qué es una tormenta geomagnética?

El sol arroja constantemente corrientes de partículas energéticas, cargadas o de plasma a alta velocidad, conocidas como viento solar, que pueden afectar la Tierra.

Las variaciones en el viento solar, como cuando se acelera a velocidades muy altas, pueden causar cambios temporales en el campo magnético y la ionosfera de nuestro planeta, la parte de la atmósfera superior de la Tierra que comienza a unas 50 millas sobre el nivel del mar. – que desencadena tormentas geomagnéticas.

Las tormentas geomagnéticas más poderosas generalmente son provocadas por eventos conocidos como eyecciones de masa coronaria, o CME, durante las cuales se liberan miles de millones de toneladas de plasma con un campo magnético interplanetario incorporado desde la parte más externa de la atmósfera solar, conocida como coronaria.

La mayoría de las tormentas geomagnéticas son leves y, por lo general, tienen un impacto relativamente pequeño en la Tierra, pero las más poderosas, que son raras, pueden dañar los sistemas tecnológicos.

Las tormentas geomagnéticas (que pueden durar en cualquier lugar de un día a otro) distorsionan e interrumpen la esfera de iones, interrumpiendo las comunicaciones de radio de largo alcance, así como los sistemas de posicionamiento global (GPS). Esto puede resultar en errores de envío en el caso de este último.

Sobre el terreno, estos eventos podrían provocar sobretensiones en la red eléctrica, lo que provocaría apagones generalizados, como los que ocurrieron durante una fuerte tormenta geomagnética en 1989. Debido a la amenaza de tales eventos, las compañías eléctricas tienen medidas para mitigarlas. cualquier daño potencial.

Pero, no es tan malo.

Estas tormentas también producen auroras espectaculares, más comúnmente conocidas como auroras boreales o auroras boreales. Estos asombrosos fenómenos ocurren cuando el sol expulsa partículas cargadas que fluyen hacia los átomos y moléculas en la atmósfera de la Tierra, calentándolos y produciendo luz.

¿Qué es un evento de apagón de radio?

Una erupción magnética masiva a menudo ocurre en una región localizada de la atmósfera solar, conocida como erupción solar. Estos eventos, que ocurren cerca de los puntos solares, apagan la radiación electromagnética como los rayos X, la luz visible y la luz ultravioleta.

Parte de esta radiación puede reducir la capacidad de la ionosfera para reflejar ondas de radio de largo alcance, lo que provoca incidentes de apagones de radio. Esto puede afectar a industrias como la aeronáutica y la marítima, que dependen de las comunicaciones por radio de alta frecuencia.

Los apagones de radio son uno de los eventos meteorológicos espaciales más comunes que afectan a la Tierra. También son los que impactan más rápido en nuestro planeta con los rayos X, que viajan cerca de la velocidad de la luz, provenientes del sol en solo 8 minutos después del resplandor del sol.

Los apagones duran varios minutos, pero en algunos casos pueden durar horas.

¿Qué es una tormenta de radiación solar?

Las erupciones solares también emiten enormes cantidades de partículas cargadas de alta energía, que pueden dar lugar a tormentas de radiación solar de unas pocas horas a días.

Si bien el campo magnético de la Tierra ofrece cierta protección contra esta radiación, esta protección no es completa y, en algunas áreas, las partículas energéticas pueden interferir con las defensas de nuestro planeta.

Cuando esto sucede, las partículas que se mueven rápidamente son guiadas por las líneas del campo magnético de la Tierra hacia los polos donde pueden ingresar a la atmósfera.

una llamarada solar

Estas partículas pueden dañar los circuitos electrónicos de las naves espaciales y, de hecho, el ADN de los astronautas u otros seres vivos en el espacio.

Algunas tormentas de radiación solar extremadamente poderosas pueden exponer a los pasajeros y la tripulación que vuelan en aviones de gran altitud y gran altitud a niveles elevados de radiación. Estas tormentas también pueden interrumpir gravemente las comunicaciones por radio de alta frecuencia en las regiones polares.

¿Podemos predecir el clima espacial?

Piyush Mehta, profesor asistente de ingeniería mecánica y aeroespacial en la Universidad de West Virginia, dijo que hay varias formas de proteger a las personas, la tecnología y la infraestructura de los efectos del clima espacial según el contexto.

Sin embargo, nuestra capacidad para predecir incidentes potencialmente graves sigue siendo relativamente limitada.

“Por ejemplo, si le preocupa la exposición a la radiación mientras vuela en aerolíneas comerciales, una forma de protegerse contra esto puede ser predecir mejor la ubicación de los puntos de alta radiación en la ruta de vuelo y tratar de evitarlos. ,» él dijo.

«Pero aún no estamos en un punto en el que podamos hacerlo bien».

Los científicos monitorean el clima espacial utilizando una combinación de naves espaciales en órbita alrededor de la Tierra y más allá, así como observatorios en tierra.

Pero si bien nuestra comprensión del clima espacial ha mejorado mucho durante la era espacial, todavía queda un largo camino por recorrer antes de que nuestras capacidades de modelado y predicción estén en línea con las del clima mundial.

“Cuando hablamos sobre el clima espacial, los humanos inmediatamente comienzan a conectarlo con lo que hacemos en términos de predecir el clima de la Tierra”, dijo.

«Estamos muy adelantados en nuestra comprensión de nuestra capacidad para modelar el clima de la Tierra. En términos de pronóstico espacial, estamos en los primeros días. Eso es algo claro por el hecho de que no hacemos un buen trabajo al predecir la mayoría de los procesos, especialmente durante eventos activos».

Editorial TNH

Editorial de Tiempo de negocios. Revista que ofrece las últimas noticias, análisis en profundidad e ideas sobre temas internacionales, tecnología, negocios, cultura y política. Además de su presencia en línea y para móviles a través de la web para llevar actualidad de alta calidad a nuestros lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba